La inversión se ve reflejada en computadores, baterías sanitarias, mobiliario y en el Programa de Alimentación Escolar que benefician a 1.100 estudiantes de este colegio oficial de la capital santandereana.

En los más de 40 años que tiene la institución educativa La Libertad, esta es de las ocasiones que recibe una inversión considerable para mejorar sus instalaciones. Se trata de cerca $333 millones que de acuerdo con el rector del colegio, Luis Alberto Perdomo, contribuyen con el bienestar de 1.100 estudiantes.

“Seguimos trabajando con amor, pasión y transparencia por Bucaramanga, ciudad de oportunidades para todos y todas. Garantizamos desde el primer día de clases transporte escolar para cerca de 2.500 estudiantes, PAE para más de 35.000, seguridad en cada colegio y aseo!, afirmó Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga.

Entre las ayudas que ha recibido de la actual Administración Municipal se destacan las adecuaciones adelantadas, a través de la estrategia denominada Acuerdos Escolares, en la que los mismos estudiantes eligieron en qué invertir el presupuesto.

La tienda escolar es una de las obras realizadas, con un costo de $75 millones. A su vez, ante las constantes caídas de la energía eléctrica que dificultaba las actividades académicas, la Alcaldía de Bucaramanga realizó una inversión que ascendió a los $180 millones con el que se ubicó un transformador eléctrico.

Este transformador está potenciado para servir 30 años. Actualmente, los estudiantes del colegio La Libertad cuentan con 80 computadores que entregó la Administración del alcalde Juan Carlos Cárdenas, con una inversión de $40 millones, para mejorar la conectividad y los procesos educativos.

Próximamente los estudiantes estrenarán en el restaurante escolar, un mobiliario con 12 mesas y 70 sillas. En cuanto a baterías sanitarias, el colegio recibió un presupuesto de $8 millones con el que se adecuaron cuatro baterías sanitarias y 16 baños.

El rector de la institución destacó la compra de tres videos beam nuevos, y 10 aires acondicionados ubicados en los salones. La inversión fue de $18 millones.

En cuanto a la estrategia de permanencia escolar, este servicio lo reciben 335 estudiantes; se proyecta ampliar la oferta a 400 niños, niñas y jóvenes con este alimento esencial para complementar sus actividades escolares.

¡En Bucaramanga le apostamos por la construcción de un mejor futuro a través de la educación de calidad!